Des­de SOS Pri­ma­tes os desea­mos que paséis unas feli­ces fies­tas y un feliz año 2020. Hemos ele­gi­do esta foto para repre­sen­tar la situa­ción de des­am­pa­ro de los pri­ma­tes al ser deco­mi­sa­dos pero a la vez su espe­ran­za al lle­gar al CRPLLwi­ro Pri­ma­tes, don­de ten­drán un segun­da opor­tu­ni­dad. Es un cer­co­pi­te­co de cola roja como sím­bo­lo de nues­tra aso­cia­ción, y de que todos los pri­ma­tes deben ser igua­les, sin que por más simi­la­ri­dad de los gran­des simios con el ser humano, se les pro­por­cio­ne más aten­ción.

En SOS Pri­ma­tes segui­re­mos tra­ba­jan­do en 2020 por ayu­dar al CRPL y a los pri­ma­tes en gene­ral. ¿Te sumas?